diumenge, 25 d’octubre de 2009

.... Sus intensos ojos azules me envuelven como si un lazo nos uniera...
.... Sus fuertes bíceps me abrazan como la fuerte tormenta amenaza la ciudad...
.... Sus claras manos, recorren mi suave cuerpo como si de seda se tratara...
.... Sus labios penetran en los mios, como los mios penetran en los suyos;
Sus piernas se entrelazan en las mías, sin dejar... y su plácido torso me sujeta como si del mar se tratara...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada